El Plasmolisis en las células vegetales

Es una anomalía producida en las células vegetales por la semipermeabilidad de la membrana citoplasmática y la permeabilidad de la pared celular. Se origina cuando las condiciones del medio extracelular son hipertónicas, es decir con una concentración mayor que la que existe en el interior celular. Esto hace que el agua que hay dentro de la vacuola salga al medio hipertónico, deshidratándose  la célula, porque pierde el agua que la llenaba, reduciendo así su tamaño.

Este fenómeno puede provocar que en células vegetales la membrana plasmática se separe de la pared, siendo irreversible esta separación. Este tipo de plasmólisis se le llama plasmólisis permanente, originándose cuando la célula no puede volver al estado normal. También existe la plasmólisis incipiente que cuando la célula vegetal pierde agua pero puede volver al estado natural.

La plasmólisis es todo lo contrario a la turgencia puesto que en esta las células al perder agua se contraen, separando el protoplasto de la pared celular.plasmolisis

Así mismo, se dice que es el arrugamiento de la célula vegetal debido a que está expuesta a un medio hipertónico, donde hay más concentración de soluto fuera de la célula lo que provoca que el agua salga de la célula por ósmosis tratando de encontrar el equilibrio en el medio. Si durante este proceso la planta no consigue agua para llenar la vacuola para que la célula recupere su turgencia, lo más probable es que la planta muera.

Para discernir sobre la plasmólisis, debemos remitirnos preliminarmente a la anatomía de la célula de una planta. Como sabemos cada célula está compuesta por una membrana plasmática, un citoplasma en su interior, y protegiendo esta estructura, una pared celular compuesta básicamente por celulosa.

Para mantener la planta activa, todas las partes principales de la célula deben funcionar juntas. La vacuola, que es un orgánulo celular presente en todas las células eucariotas vegetales, se encuentra en el citoplasma las cuales contienen el agua en la célula de la planta.

La membrana plasmática separa el interior de la célula de la pared, accediendo el paso de las moléculas de agua, iones o algunas partículas a través de la membrana, evitando así el paso de otros. Las moléculas de agua viajan dentro y fuera de la célula a través de las membranas celulares. Este flujo es una consecuencia necesaria que permite a las células obtener agua.

Si las células tienen insuficiencia de agua, se produce la plasmólisis, ocurriendo que la membrana plasmática y el citoplasma se encojan y se separen de la pared celular, causando que toda la planta se retraiga.

Cuando se observa el marchitamiento de las plantas por escasez de agua, es una clara señal de la presencia de la plasmólisis de las células.

Etapasetapas-plasmolisis

Existen tres etapas en la plasmólisis: plasmólisis incipiente, plasmólisis evidente y plasmólisis final.

Plasmólisis incipiente

Inicialmente se manifiesta el primer signo de encogimiento del contenido celular de la pared. Cuando la célula se mantiene en una solución hipertónica, el agua comienza a moverse fuera de la célula. Originalmente no habrá efecto en la pared celular, pero a medida que el agua continúa perdiéndose, la célula se contrae en volumen.

De igual manera, la membrana plasmática mantiene su contacto con la pared celular debido a su capacidad elástica. A medida que la salida del agua continúa, la membrana plasmática alcanza su límite de elasticidad y se desgarra de la pared celular en los extremos, manteniendo el contacto en otras regiones. Siendo esta la primera fase de la plasmólisis.

Plasmólisis evidente

Aquí, la célula, en condiciones hipertónicas, continúa perdiendo agua en el medio externo y se reduce aún más en volumen. La membrana plasmática se desgarra completamente de la pared celular y se contrae.

Plasmólisis final

Una vez que la exosmosis, que es el proceso durable que consume energía y en el cual una célula dirige el contenido de vesículas secretoras de la membrana celular en el espacio extracelular, continúa, la contracción de la célula y el citoplasma alcanzan el límite mínimo y no es posible una contracción adicional en volumen.

El citoplasma queda completamente desprendido de la pared celular, alcanzando forma esférica y permaneciendo en el centro de la célula. Cumpliéndose la tercera fase de la plasmólisis.

Tipos

Según su la forma final del citoplasma, la plasmólisis final se divide en dos tipos: plasmólisis cóncava y plasmólisis convexa.

Plasmólisis cóncava

En esta ocurre que, el protoplasma y la membrana plasmática se contraen y separan de la pared celular debido a la pérdida de agua. El protoplasma se transforma en protoplasto una vez que ha comenzado a separarse de la pared celular.

Se puede invertir si la célula se coloca en una solución hipotónica, lo que hará que el agua retorne nuevamente a la célula.tipos plasmolisis

Plasmólisis convexa

La plasmólisis convexa es más seria. Al momento de una célula sufrir una plasmólisis compleja, la membrana plasmática y el protoplasto pierden tanta agua que se separan completamente de la pared celular.

La pared celular se derrumba en un proceso llamado citorrisis. La plasmólisis convexa es irrevertible y provoca la destrucción de la célula. Básicamente, esto es lo que sucede cuando una planta se marchita y muere por falta de agua.

Ósmosis, Plasmólisis y Turgencia

La ósmosis es cuando el agua pasa a través de una membrana semipermeable desde una zona en la que el agua tiene una concentración más alta a un área donde tiene una concentración más baja.

En las células, la membrana semipermeable es la membrana celular o plasmática, que normalmente no se puede apreciar. Sin embargo, cuando la pared y la membrana se separan, la membrana celular se vuelve visible. Este proceso es la plasmólisis.

En su estado natural, las células vegetales se encuentran en un estado de turgencia, denominada así a  la presión ejercida por los fluidos y por el contenido celular sobre las paredes de la célula. Debido a la turgencia, las soluciones de nutrientes se mueven entre las células, ayudando a las plantas a mantenerse erguidas y evitando su flacidez.

Plasmólisis y deplasmólisis

Se puede experimentar la ósmosis colocando una célula viva en una solución salina,  provocando que la savia celular se mueva. La concentración de agua dentro de la célula será mayor que fuera de la misma. En consecuencia, el agua viaja a través de la membrana celular hacia el medio vecino. Finalmente, el protoplasma se separa de la célula y asume una forma esférica, produciéndose la plasmólisis.

Si se coloca una célula plasmolizada en una solución, el agua viaja a la célula debido a la mayor concentración de agua fuera de ésta.

Resulta que la célula se infla y recupera nuevamente su turgencia. Este proceso que consiste en recuperar la turgencia normal de una célula plasmolizada se conoce como deplasmólisis.